jueves, 1 de enero de 2015

EXPERIMENTO DE LA SEMANA.



Para realizar nuestro experimento necesitamos agua, unas gotas de leche, un frasco de cristal con tapadera y un puntero láser.

El láser no es visible directamente pero se hace visible en agua con unas gotas de leche o con humo.
Primera parte
Se llena la mitad del frasco de cristal con agua y unas gotas de leche y el resto con humo. 
Si apuntamos con el puntero desde arriba vemos que el rayo se desvía al pasar del aire al agua. Este fenómeno, el cambio de dirección de la luz, se llama refracción.
Para que se produzca la refracción es necesario que el rayo incida oblicuamente.

Segunda parte
Si apuntamos con el puntero desde abajo vemos que el rayo se desvía al pasar del agua al aire.
En este caso, podemos ver que si el rayo incide con un ángulo mayor que un cierto ángulo crítico no se produce la refracción. La luz queda atrapada en el interior del agua.
Dicho ángulo crítico se llama ángulo límite y el fenómeno reflexión total.