jueves, 21 de enero de 2010

Segunda tarde del Taller Creativo


Un día en la vida de una mosca.
Uno de los equipos ha escrito la siguiente narración:
"Había una vez un niño muy travieso que nunca hacía los deberes. Un día, creía que había dejado el libro de lengua en el desván y rebuscando para encontrarlo, tropezó con una lámpara mágica. Recordó el cuento de Aladino y la frotó, al principio solo salió una nube de polvo, pero al instante apareció un genio que le dijo:"te concederé dos deseos". No sabía qué pedirle, pero de pronto se acordó del examen del día siguiente y le pidió que lo convirtiera en una mosca para poder ver las preguntas que su profe estaba preparando. Llegó al colegio, se coló por la ventana y se posó en la pared. Cuando llevaba leídas algunas preguntas, resbaló y acabó posándose en la nariz de su profe que lo echó a manotazos cerrando la ventana. Cuando llegó a casa le pidió al genio que le devolviera su forma humana, el genio se esfumó lo mismo que las preguntas de su cabeza, así que no le quedó otra que coger el libro y ponerse a estudiar.